Cookies de la web de Omega
Utilizamos cookies en la web. Estas cookies son esenciales para que la web que funcione correctamente. Si sigue sin cambiar la configuración, vamos a suponer que usted está dispuesto a recibir todas las cookies de este sitio web.

Para obtener más información acerca de las cookies, por favor haga clic aquí
Cerrar
Cesta  |  Contacto  | 
En España800 900 532
Fuera de España(+34) 911 776 121

Su fuente para la medición y control de procesos

Calidad en el aire de las fábricas: 5 sustancias que tendrías que monitorizar

Calidad de aire
PELIGRO INMINENTE PARA LA VIDA Y LA SALUD
La supervisión básica incluye las sustancias IDLH. Aunque es posible que piense que no tiene estos problemas, lo cierto es que los productos químicos se mezclan en el aire. ¿Tiene vapores de lejía o amoníaco? En ese caso, se pueden formar diversos gases explosivos y tóxicos.Identifique y cuantifique los contaminantes por medio de un programa de supervisión diseñado y efectuado por profesionales. Los contaminantes transportados por el aire representan una vía importante de contracción de enfermedades. Una supervisión apropiada permitirá identificar adecuadamente:
1. Selección de los equipos de protección personal y los sistemas de filtración
2. Delimitación de las áreas de protección obligatoriabr
3. Riesgos para la salud derivados de las exposiciones
4. Seguimiento médico
5.Requisitos de descontaminación al final de la jornada

FORMALDEHÍDOS
Los formaldehídos son una sustancia cancerígena de categoría 2, lo que significa no letal, pero con efectos irreversibles tras una sola exposición. Entre los efectos irreversibles se incluyen:
1. Daños en el sistema nervioso central
2. Necrosis renal
3. Lesiones hepáticas
4. Anemia
5. Parálisis
En 2015, con la Formaldehyde Act (Ley de formaldehídos) dependiente de la Toxic Substances Control Act (Ley de Control de Sustancias Tóxicas), se amplió la normativa destinada a reducir las emisiones de formaldehídos de productos de madera conglomerada, como los suelos. Un monitor y registro de formaldehídos es un instrumento ideal para controlar la calidad de aire en interior y verificación de sistemas HVAC.

MONÓXIDO DE CARBONO
Cuando los trabajadores respiran monóxido de carbono, pasa al torrente sanguíneo de la misma forma que el oxígeno; sin embargo, el monóxido de carbono se une a la hemoglobina, lo que impide que lo haga el oxígeno. Un nivel inferior de oxígeno en la sangre provoca que se reciba menos oxígeno en el cerebro, el corazón y otros órganos vitales. Los síntomas incluyen fatiga y aturdimiento en empleados sanos. Estos síntomas ponen a los empleados en situaciones de riesgo, al ser incapaces de responder con rapidez o de tomar decisiones con claridad. La visión, la agudeza mental y la productividad se resienten.

El monóxido de carbono es especialmente nocivo para los empleados que ya sufren afecciones coronarias y les produce dolores de pecho o angina. Existe una variedad de monitores y registradores de datos de monóxido de carbono disponibles para la detección y el diagnóstico de la calidad del aire en interiores (IAQ, por sus siglas en inglés) y la comprobación del rendimiento de sistemas de calefacción, refrigeración y ventilación.

PARTÍCULAS
El polvo y las partículas también transportan otras sustancias patógenas e irritantes. Para mantener el suministro de aire exento de partículas sólidas se requiere un sistema sofisticado de captura y retención. El primer paso consiste en determinar los requisitos de filtración. En cualquier proceso de fabricación, pero especialmente en los de alta tecnología, la gestión de las partículas es una cuestión de garantía de la calidad y, más concretamente, de control de calidad. Utilice un instrumento portátil para medir y crear informes de la contaminación del aire y descargar los datos a un ordenador por medio del cable de la interfaz USB.

CONTROL DE LA COMODIDAD
La comodidad genera productividad. Los entornos demasiado calientes o fríos, con un nivel de oxígeno bajo o humedad elevada generan distracciones o, aún peor, producen somnolencia.

La comodidad genera productividad. Los entornos demasiado calientes o fríos, con un nivel de oxígeno bajo o humedad elevada generan distracciones o, aún peor, producen somnolencia. En los edificios modernos se procura generar una "presión positiva" en el ambiente de interior para evitar que entren esporas de moho en el edificio a través de fugas del cerramiento. A wide variety of instruments are available for indoor air quality (IAQ) diagnosis and HVAC system performance verification. Measure O2 concentration, pressure, air temperature and relative humidity.

El diseño del sistema de calefacción, refrigeración y ventilación requiere una ingeniería sofisticada, ya que podría existir una incompatibilidad entre los componentes del aire y la dinámica del flujo de aire. La eliminación de la humedad afecta a la temperatura y a la presión. El control de la presión positiva del edificio permite evitar la entrada de patógenos del exterior.

El aire más frío contiene menos agua, pero eleva la humedad relativa si el aire no estaba saturado antes de enfriarse. Los niveles de oxígeno deben ser altos, mientras que la liberación de dióxido de carbono debe ser baja y las emisiones de monóxido de carbono deben eliminarse o conducirse al exterior.