Cookies de la web de Omega
Utilizamos cookies en la web. Estas cookies son esenciales para que la web que funcione correctamente. Si sigue sin cambiar la configuración, vamos a suponer que usted está dispuesto a recibir todas las cookies de este sitio web.

Para obtener más información acerca de las cookies, por favor haga clic aquí
Cerrar
Cesta  |  Contacto  | 
En España800 900 532
Fuera de España(+34) 911 776 121

Su fuente para la medición y control de procesos

Cámara termográfica

¿Por qué elegir una cámara termográfica?

Porque, mientras que los termómetros de infrarrojos puntuales muestran una única temperatura de un único punto, la cámara termográfica proporciona una visión completa de toda la situación, ¡con hasta 19 600 puntos! La captación de imágenes térmicas es el método más eficaz para encontrar los problemas reales o potenciales en una amplia variedad de aplicaciones en numerosas industrias.

¿Qué es lo que ve una cámara termográfica?

¿Qué es una cámara termográfica?

Una cámara termográfica es un dispositivo para medir la temperatura sin necesidad de contacto. Las cámaras termográficas detectan la energía infrarroja emitida, transmitida o reflejada por todos los materiales a temperaturas superiores al cero absoluto (0° Kelvin) y convierten el factor de energía en una lectura de temperatura o termograma. Un termograma es la imagen térmica del objeto que está emitiendo, transmitiendo o reflejando la energía infrarroja, mostrada por la cámara.

Preguntas frecuentes sobre el uso de una cámara termográfica

¿Por qué debo usar una cámara termográfica para medir la temperatura en mi aplicación?

Las cámaras termográficas permiten que los usuarios midan la temperatura en aplicaciones en las que no se pueden usar sensores convencionales. Más específicamente, en aquellos casos en los que existen objetos en movimiento (por ejemplo, rodillos, maquinaria móvil o una cinta transportadora), en los que es necesario realizar mediciones sin contacto debido a la presencia de contaminación o de ciertos riesgos (por ejemplo, alta tensión) o cuando las temperaturas que deben medirse son demasiado elevadas para los termopares u otros sensores de contacto. Las cámaras termográficas ofrecen una imagen que muestra diferencias de temperatura del objeto que se está midiendo. Esto permite ver inmediatamente los puntos calientes, en comparación con las pistolas de infrarrojos, que muestran una imagen promedio de la zona que se está midiendo.

¿Por qué es importante la resolución?

Una cámara con mayor resolución le permitirá encontrar problemas más pequeños a mayores distancias. Podrá encontrar problemas significativos que podrían pasar desapercibidos con una cámara de menor resolución. Por ejemplo, si una placa de circuito impreso presenta un componente sobrecalentado, una cámara termográfica encontrará al instante el punto caliente.

¿Qué debo tener presente acerca de mi aplicación a la hora de elegir una cámara termográfica?

Las consideraciones clave de cualquier cámara termográfica incluyen: el campo de visión (tamaño y distancia objetivo), el tipo de superficie que se va a medir (consideraciones de emisividad), la respuesta espectral (para efectos atmosféricos o transmisión a través de superficies), el rango de temperatura y el tipo de montaje (portátil de mano o de montaje fijo). Otras consideraciones incluyen el tiempo de respuesta, el entorno, las limitaciones de montaje, la mirilla o las aplicaciones de ventana, así como el procesamiento de señal deseado.

¿Qué significa "campo de visión" y por qué es importante?

El campo de visión es el ángulo de visión con el que funciona el instrumento y viene determinado por la óptica de la unidad. Para obtener una lectura precisa de la temperatura, el objeto que se va a medir debe entrar completamente dentro del campo de visión del instrumento.

¿Qué es la emisividad y cuál es su relación con las mediciones de temperatura infrarroja?

La emisividad se define como la relación de la energía radiada por un objeto a una determinada temperatura respecto a la energía emitida por un radiador perfecto, o cuerpo negro, a la misma temperatura. La emisividad de un cuerpo negro es 1,0. Por tanto, todos los valores de emisividad se encuentran entre 0,0 y 1,0. La mayoría de los termómetros de infrarrojos son capaces de compensar los diferentes valores de emisividad para los diferentes materiales. En general, cuanto mayor es la emisividad de un objeto, más fácil resulta obtener una medición precisa de temperatura usando los infrarrojos. Los objetos con emisividades muy bajas (inferiores a 0,2) pueden resultar difíciles de aplicar. Algunas superficies metálicas pulidas y brillantes, como el aluminio, presentan una reflexión tan elevada en el infrarrojo que no siempre es posible realizar mediciones precisas de temperatura.

Cinco formas de determinar la emisividad

Existen cinco formas de determinar la emisividad de un material para garantizar la obtención de mediciones precisas de temperatura:
  • Caliente una muestra del material hasta alcanzar una temperatura conocida, usando un sensor de precisión, y mida la temperatura usando el instrumento IR. A continuación, ajuste el valor de emisividad de forma que el indicador muestre la temperatura correcta.
  • Para temperaturas relativamente bajas (hasta 500 °F o 260 ºC), la medición se puede realizar en un trozo de cinta de enmascarar, con una emisividad de 0,95. A continuación, ajuste el valor de emisividad de forma que el indicador muestre la temperatura correcta del material.
  • Para realizar mediciones de temperaturas elevadas se puede perforar un agujero (con una profundidad al menos 6 veces superior al diámetro) en el objeto. Dicho agujero actuará como cuerpo negro con una emisividad de 1,0. Mida la temperatura en el agujero y, a continuación, ajuste el valor de emisividad de forma que el indicador muestre la temperatura correcta del material.
  • Si el material, o una parte de él, se puede revestir, una pintura de color negro mate tendrá una emisividad de aproximadamente 1,0. Mida la temperatura de la pintura y, a continuación, ajuste el valor de emisividad de forma que el indicador muestre la temperatura correcta.
  • Existen valores de emisividad estandarizados para la mayoría de los materiales. Dichos valores se pueden introducir en el instrumento para calcular el valor de emisividad del material.


¿Cuál es la cámara termográfica más adecuada para mi aplicación?

Adquiera una cámara infrarroja con la máxima resolución de detector/calidad de imagen que pueda permitirse.

La mayoría de las cámaras infrarrojas presentan menos píxeles que las cámaras de luz visible, por lo que deberá prestar atención a la resolución del detector. Las cámaras infrarrojas de mayor resolución pueden medir objetivos más pequeños desde mayores distancias y pueden crear imágenes más nítidas, permitiendo así la obtención de mediciones más precisas y fiables.

También deberá tener en cuenta la diferencia entre la resolución del detector y la resolución de la pantalla. Algunos fabricantes presumirán de la alta resolución de la pantalla LCD y ocultarán la baja resolución del detector, cuando lo realmente importante es la resolución del detector.

¿Necesita presentar los resultados a terceros? Adquiera un sistema con cámara de luz visible integrada que disponga de una lámpara de iluminación y un puntero láser.

Las fotos digitales correspondientes a sus imágenes IR le ayudarán a documentar un problema y a comunicar su ubicación exacta a aquellos que deben tomar las decisiones. Los marcadores láser resultarán claramente visibles sobre las imágenes de luz visible.

Seleccione una cámara termográfica que proporcione resultados precisos y repetibles.

Las cámaras infrarrojas no solo le permiten ver las diferencias de calor, sino que también le permiten medir dichas diferencias. Para obtener los mejores resultados posibles, elija una cámara termográfica que alcance o supere una precisión de ±2 % (o 3,6 °F). Su cámara termográfica deberá incluir funcionalidades para introducir valores de "emisividad" y "temperatura reflejada". Una cámara infrarroja que le permita introducir y ajustar dichos parámetros de forma sencilla le permitirá realizar mediciones de temperatura con la precisión que usted necesita sobre el terreno para obtener los mejores resultados posibles.

Elija una cámara termográfica con formatos estándar de almacenamiento y salida de archivos.

Muchas cámaras infrarrojas almacenan las imágenes en formatos patentados que solo se pueden leer y analizar con un software especializado. El formato JPEG estándar con análisis completo de temperaturas incrustado le permite enviar las imágenes IR a sus clientes o colegas mediante correo electrónico sin perder información vital. Además, elija cámaras infrarrojas que le permitan transmitir vídeos en formato MPEG 4 vía USB a ordenadores y monitores.

Tenga en cuenta Bluetooth y Wi-Fi

Las nuevas herramientas de prueba y medición transmiten datos vitales de diagnóstico, tales como la humedad, el amperaje, la tensión y la resistencia, de forma inalámbrica y directamente a la cámara. Dichos datos quedan anotados automáticamente en la imagen térmica y se incrustan en el archivo JPEG radiométrico para respaldar los resultados IR. El uso del Wi-Fi y de aplicaciones para dispositivos móviles ofrece grandes posibilidades para enviar las imágenes térmicas y los informes de inspección IR de un lugar a otro de una instalación o mediante correo electrónico desde el terreno, especialmente cuando el tiempo es algo esencial.

Ergonomía

Una cámara térmica más ligera reducirá el esfuerzo que deben realizar su hombro y su espalda durante las largas inspecciones. Algunos modelos incluyen sistemas de lentes que giran a lo largo de un eje de 120 grados para que los usuarios puedan mantener la pantalla de visualización cómodamente delante de ellos. Uno o dos botones adicionales pueden hacer que la cámara sea más fácil de usar, en lugar de usar un solo botón para pasar por todo un entramado de opciones de menú. Los botones deben estar colocados de manera intuitiva y fácil de usar. Algunas cámaras ofrecen pantallas táctiles integradas.

Picture-in-Picture (P-i-P) y/o fusión de imágenes

Le permite combinar imágenes térmicas y de luz visible para crear informes que sean más fáciles de comprender.

Software de notificación

¿Puede crear informes instantáneos directamente desde la cámara, o en su dispositivo móvil con cámaras compatibles con Wi-Fi? ¿Puede realizar una amplia variedad de tareas a partir de mediciones puntuales simples para personalizar las calibraciones radiométricas, o crear análisis de datos especializados usando software de terceros como MatLabT o Excel?

Rango de temperatura

El rango de temperatura y la sensibilidad de una cámara también son consideraciones importantes. El rango especifica cuál es la temperatura mínima y máxima que puede medir la cámara (un rango típico es, por ejemplo, de -4 °F a 2192 °F (-16 a 1200 ºC).

Proteja su inversión

Elija cámaras con un completo programa de garantía ampliada para proteger su inversión durante un largo periodo de tiempo.

Soporte técnico y formación

La calidad del servicio al cliente y el alcance del soporte técnico deben formar parte de su decisión a la hora de adquirir una cámara infrarroja.

Consulte "12 cosas a tener en cuenta antes de adquirir una cámara infrarroja, Guía para invertir en infrarrojos" de FLIR para leer más acerca de este tema.

Product
Finders
Find the right product

Tipos de cámara termográfica

Top
Cámara termográfica de la serie OSXL-1 Cámara termográfica portátil
Las cámaras termográficas portátiles son uno de los tipos de pirómetros por infrarrojos más populares. Son ampliamente utilizadas en numerosas industrias y aplicaciones, incluidas HVAC, automoción, inspección de edificios, auditorías energéticas, mantenimiento de plantas de fabricación, contratistas eléctricos, expertos en aislamiento y mucho más.
Cámara termográfica de la serie OSXL-101 Cámara termográfica de montaje fijo
Los termómetros de infrarrojos de montaje fijo se suelen utilizar en procesos industriales en los que el termómetro se puede montar en una posición estacionaria.